ADOLESCENTES, MANUAL DE INSTRUCCIONES

Una duda que asalta a todos los padres en la educación de sus hijos es ¿lo estamos haciendo adecuadamente? Como en todas las preguntas importantes, la formulación es sencilla y la respuesta es compleja. En las primeras etapas de su desarrollo físico y cognitivo nuestros hijos son “diamantes en bruto” que, aun considerando que todos los hijos y familias son “únicos”, son más fáciles de moldear dado que no tienen experiencias previas y apenas tiene contacto con otras personas que no sean sus padres. Progresivamente irán ampliando su red de contactos con el exterior a la vez que forjan su personalidad, siendo la adolescencia una etapa complicada; es en este periodo en el que nos vamos a centrar.

Antes de buscar una respuesta a si estamos haciendo lo correcto, nos deberíamos cuestionar cuál es nuestro objetivo como padres o, dicho de otra manera, qué es lo que pretendemos conseguir. Naturalmente, aquí la respuesta sigue sin ser sencilla pero podríamos decir que es transformar ese ser vulnerable y totalmente dependiente que es al nacer en un ser adulto integrado socialmente de forma adecuada que pueda valerse por sí mismo en esta sociedad estando básicamente satisfecho con su vida. Nuestra labor es guiarle y apoyarle para que consiga ese objetivo hasta que finalmente podamos cortar ese cordón umbilical virtual que le une a nosotros y pueda “volar” solo.

La mala noticia para conseguir el objetivo planteado es que los hijos no vienen con manual de instrucciones, mejor dicho no existe dicho manual; no hay una solución mágica y única. No obstante si podemos aplicar un estilo educativo asertivo mediante el máximo apego y control gradual, es decir, ajustándolo a medida que los hijos avanzan en edad y responsabilidad en su camino para la construcción de esos seres autónomos. Como adolescentes tienen que asumir los cambios físicos, hormonales y mentales que están experimentando, que se traduce en una revolución conductual, un “volcán en erupción” en algunos momentos.

En la comunicación hay dos aspectos igualmente importantes, el contenido o mensaje verbal, “lo que decimos”, y el no verbal, “como lo decimos”, con la postura, gestos, tono de voz, etc.. En esta comunicación asertiva, es decir, que expresa las ideas, deseos, opiniones y sentimientos respetando los derechos de los demás, sustituiremos el “Tienes que …” por el “Me gustaría que …”. Los padres dictan las normas, supervisan su nivel de cumplimiento y hacen realidad sus consecuencias. Naturalmente, sólo algunas cosas serán negociables, no debemos olvidar que no estamos en una relación entre iguales, salvo el respeto mutuo; nosotros somos los padres y ellos los hijos.

En cualquier caso mejoremos la autoestima de nuestros hijos ya que es básica para asegurar su bienestar psicológico y social. Utilicemos refuerzos positivos, valorando  sus éxitos, conductas adecuadas, mostrando interés por sus inquietudes, encargándoles tareas adecuadas a sus capacidades, evitando las comparaciones, etc.

No existen fórmulas magistrales que podamos aplicar, todos los padres e hijos son diferentes y cambiantes. Además, las sociedades están en continua transformación, las situaciones cambian, sólo hace falta pensar la actual situación de confinamiento, y un largo etcétera que nos va a obligar a ajustar nuestra forma de actuar constantemente. Si todo discurre dentro de lo que podemos considerar como “normal”, intentemos siempre mejorar, pero si percibimos que estamos perdiendo el control, lo mejor es apoyarse en profesionales con experiencia en adolescentes. En Proyecto Joven, perteneciente a Proyecto Hombre Burgos, tenemos una dilatada experiencia en este campo y podemos ayudar a los padres a reconducir la situación. Ponte en contacto con nosotros, sin compromiso, y estaremos encantados de ayudarte:  proyectojovenburgos@sarenet.es   y 947 461083.

#yomequedoencasa #coronavirus #covid-19 #cuarentena #pautasyhabitos #prevencion #proyectohombreburgos #proyectojovenburgos #apostandoporlaspersonas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies